Terapia Craneo-sacral biodinámica

¿Qué es craneosacral-biodinámica?

Se trata de una técnica manual no invasiva basada en la percepción de una pulsación rítmica y sutil, que emerge de los tejidos y su manifestación en el resto del cuerpo (órganos, fluídos…).

El doctor William G. Sutherland, importante osteópata de principios del siglo XX, fue el descubridor del pulso cefalorraquídeo, y sus repercusiones en el organismo.

Se trata de una técnica manual no invasiva basada en la percepción de una pulsación rítmica y sutil, que emerge de los tejidos y su manifestación en el resto del cuerpo (órganos, fluídos…).

El doctor William G. Sutherland, importante osteópata de principios del siglo XX, fue el descubridor del pulso cefalorraquídeo, y sus repercusiones en el organismo.

Este ritmo está relacionado con la vitalidad de la persona. Cuando una persona sufre algún tipo de trauma, ya sea psicológico, físico o emocional, éste queda “grabado” en su cuerpo en forma de tensión, llegando a afectarlo, disminuyéndolo o ralentizándolo.

Gota de agua. Las mareas.

El cuerpo, al igual que la mente, experimenta una liberación de sus tensiones durante la escucha. Cuando hablamos de escucha hablamos de atención plena del terapeuta al cliente, sin ningún tipo de juicio ni de intención, y sin necesidad de intervenir, simplemente estar y acompañar el proceso de despliegue de la historia no contada o no digerida que ha quedado atrapada en el cuerpo del cliente.

Es la escucha sin intención, incluso sin atención (escucha pura) la que caracteriza a la biodinámica con respecto a otras técnicas.

Portada La Silla Vacía Mike BoxhallUna sesión práctica de biodinámica comienza de forma inconsciente con el propio acercamiento del cliente al terapeuta, y no cuando el paciente se tumba por primera vez en la camilla. El terapeuta continúa el proceso de escucha a través de un contacto sutil con las manos con el cuerpo del cliente, que poco a poco va “cayendo”. Es decir, sus estructuras, hasta ahora tensas, comprimidas o reprimidas van soltándose, dejando que se exprese la historia de vida no digerida.

En el argot de biodinámica se habla de las mareas como la manifestación del Aliento de Vida, el Ser. A medida que el cliente es escuchado, de una manera suave va profundizando dentro de sí mismo a través de las distintas mareas (corta, media o larga), conectándose cada vez más consigo mismo hasta que, en algún momento, cae en la quietud. Es decir, la persona contacta con el núcleo de su ser, lo cual es profundamente sanador.

Lecturas recomendadas